La “Guinda” que me dedicó Matías Antolín

guindaferNunca soñé que llegaría a trabajar con mitos radiofónicos de la talla de Matías Antolín, una leyenda del periodismo literario español, que apareció en mi vida a finales de 2011. Se incorporó a la redacción de Punto Radio para, entre otras muchas misiones,  dar continuidad a la histórica sección denominada “La Guinda de Matías Antolín”, un clásico de los programas matinales en nuestro país. En esta ventana hertiziana, el popular escritor y periodista palentino analizaba, a su manera, lo más destacado de la jornada informativa. Pronto congeniamos y no pasó ni una sola mañana sin que tomáramos juntos el primer café del día. Para mí fue un honor coincidir con este enorme profesional y llevarme para siempre su amistad y este regalo, que me dejó en forma de guinda durante la emisión del programa Cada mañana sale el sol. Aquí os dejo el audio de aquella “guinda” tan especial para mí. Gracias compadre. (Para escucharlo pincha en el play)

Ir a descargar

Transcripción de la Guinda de Matías Antolín  a Fernando Ramos

Igual que Bo Derek tiene pasión por el caballo de raza, de pura raza, yo tengo pasión por nuestro “potro de las ondas”. Nunca he trabajado en un equipo tan sensacional como el de este programa. Mi guiño de simpatía hoy es para Fernando Ramos, un pájaro libre en busca de su jaula, siempre descarado y astifino en el decir. Destripa la noticia deportiva con sosegado análisis, es un atleta de la lengua, un escopetilla que perdigonea noticias con desparpajo.

Fernando se implica hasta las cachas en lo que cuenta. Honestidad y coherencia presiden su labor profesional. Posee Ramos, amigos, pasión por lo que hace. Es uno de los mejores colegas que conozco. Cuando era bachiller en Oviedo, ya le interesaban más Cruyff y Perico, Maradona e Induráin que Pitágoras o Azorín. Es preciso elogiar, amigos, para ser libre, porque lo importante que hay en nosotros es nuestra capacidad de admirar. Yo admiro a Fernando Ramos, siempre escondido bajo el biombo de su timidez.

 

Fernando Ramos y la Revista “Llaneros”

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Durante el año 2005 tuve el inmenso placer de crear, dirigir, elaborar y distribuir la revista Llaneros. Una publicación deportiva dedicada al concejo de Llanera (Asturias), en la que cada mes traíamos a un deportista famoso para que se hiciese la foto de portada en alguno de los lugares más emblemáticos del concejo. Aquí os muestro unos ejemplos con Mejuto González, Santi Cazorla y Santi Pérez. Leer Más

Selección de audios de Fernando Ramos en Radio Vetusta: Años 1999 y 2000

radiovetusta1Durante los años 1999 y 2000 me forjé como profesional de la comunicación en la emisora de radio donde más he disfrutado de esta profesión. En Radio Vetusta, Radio Municipal de Oviedo, entré en junio de 1999 para formar parte de la redacción de deportes que capitaneaban Carlos Novoa, Simón Fernández y Nacho Fernández. Yo solamente tenía 19 años y no dejé de aprender día a día de la profesionalidad de estas figuras de la radio asturiana. Me vi con esta tierna edad cubriendo la información del Real Oviedo cuando militaba en Primera División. Leer Más

Así sonaba el actual SPEAKER Fernando Ramos, en sus tiempos de Onda Cero a nivel nacional

Año 2003, jefe de deportes de Onda Cero Gijón

En las temporadas 2003/04 y 2004/05 toqué uno de esos cielos llenos de nubes con vapor de Babia, auténtico, que suelen desarrollarse en las distraídas cabezas de niños obsesionados con un micrófono. Cuando con 10 años me encerraba en mi habitación para grabar en cinta de cassette mis propios programas imaginarios de radio, o narraba los partidos de los mayores de octavo en el recreo del colegio, jamás imaginé que algún día lograría entrar en directo desde un estadio de fútbol, con miles de espectadores, para narrar en una de las radio punteras a nivel nacional, lo que allí sucedía.

Tuve la enorme fortuna de formar parte de la redacción deportiva de Onda Cero, y entraba todos los domingos desde el Estadio de El Molinón, para narrar las andanzas del Sporting, con el mismísimo Javier Ares, uno de mis ídolos. Estuve en Onda Cero durante dos temporadas, pero debido a mi escasa preocupación por la arqueología radiofónica en aquel momento, no me preocupé demasiado de obtener sonidos, ni destacadas fotos que inmortalizaran aquella época.  Unos años más tarde, mi amigo Luis Ángel Cordero, que llegó a ser jefe de deportes de Punto Radio en Asturias, se encontró por casualidad este escueto sonido que inserto como muestra del orgullo que me produce haber formado parte de aquellas mágicas tardes.

Ir a descargar